O la sublime elegancia de Marcel Deiss

Gewürztraminer St. Hippolyte 2005

Mauro Tarlant 01, Noviembre, 2012

 

No puedo negar mi predilección por Marcel Deiss. La Domaine se halla en pleno corazón de la Alsacia, en el pequeño pueblo de Bergheim, y las sinergias de su espíritu, de enorme respeto por el terruño, junto a una cuidadísima técnica de viticultura, dan como resultados vinos de gran calidad y enorme personalidad.

Entre sus vinos de pago, el Gewürztraminer St. Hippoliyte que nos ocupa, es una de las mejores opciones en relación calidad-precio que ofrece la bodega. Para nuestra cata nos decantamos por la añada 2005 que, aunque no es la actual en el mercado, todavía es posible encargarla en algunas tiendas especializadas.

Precioso a la vista, de un oro subido y brillante, y nariz exótica, intensa y limpia, con profusión de lichis maduros, claras notas amieladas y un toque floral. En boca, la combinación de su especial microclima y el suelo granítico nos avanza una acidez marcada que se confirma en la entrada, incluso con más equilibrio del esperado. Además, el paso de los años no solo ha acentuado la personalidad del terruño, sino que le ha dotado de una fantástica elegancia que hace pensar en un vino de mayor rango de precios. Para rematarlo, buena untuosidad y final largo.

En compañía, defendió espléndidamente una selección de sushi; dominó, quizás ligeramente en exceso, unos espárragos blancos gruesos; y lució una acidez más que sobrada para domar el punto graso de un bloc de foie de oca de Mas Parés. Ni siquiera el escollo de los mejillones, en suave escabeche, fue capaz de apagar sus matices ni su capacidad envolvente.

¡Qué alsaciano!


Bodega: Domaine Marcel Deiss
Uvas: Gewürztraminer (100%)
Denominación: Alsacia
Rango de precios: 30-35 euros

 

 

WWW.MEDIARACION.COM